+(506) 8747-7227 | +(506) 8747-PACR info@animalista.cr

Festejando a mamá

 

  Festejando a Mamá  
 

 

Tres hijos dejaron su hogar, se
independizaron y prosperaron.
Cuando se juntaron nuevamente,
hablaron de los regalos que
habían podido hacerle a su
madre.

 

 

 

 

 

 

El primero dijo:
-Yo construí una casa enorme
para nuestra madre.

 

 

El segundo dijo:
-Yo le mandé un Mercedes con un
chofer.

 

                                    

 

 

  El tercero dijo:
Les gané a los dos: ustedes
saben cuánto disfruta mamá de
leer la Biblia, y saben que no
puede ver muy bien. Le mandé
un gran loro que puede recitar la
Biblia en su totalidad. Les llevó
20 años a 12 Franciscanos
enseñársela. Contribuí con
$1.000.000 por año durante 20
años, pero valió la pena. Mamá
sólo tiene que nombrar el
capítulo y el loro lo recita.
 

 

Pronto, la Mamá envió sus cartas
de agradecimiento.

 

                             

 

 

 
 

 

Escribió a su primer hijo:
– Andrés, la casa que
construiste es tan grande. Yo
vivo en un solo cuarto pero
tengo que limpiar toda la casa.

 

 

Escribió a su segundo hijo:
– Miguel, estoy demasiado vieja
como para viajar. Me quedo en
casa todo el tiempo, así es que
nunca uso el Mercedes.

 

                           

 

 

 
 

 

Escribió a su tercer hijo:
– Mi queridísimo Luis, fuiste el
único hijo que tuvo el sentido
común de saber lo que le gusta
a tu madre…

                           

  

   
 

                       

 

 

Pájaro aturdido

 

 

PÁJARO ATURDIDO

 
  En una solitaria carretera va un
motociclista a 150 km por hora
cuando, de repente, un pájaro se
le atraviesa; trata de evadirlo, pero
es imposible, siempre atropella al
ave.
   
     
   ÉL observa que la avecilla va rodando por el pavimento, le remuerde la conciencia y regresa
a revisar al animal. El pájaro está inconsciente pero tadavía respira. El hombre se lo lleva y al llegar a la casa lo mete en una jaula y le pone pan y agua.
 
   
 
Al día siguiente, despierta el pájaro, observa a su alrededor y exclama: “Pan, agua y barrotes … ¡Dios mío, maté al motociclista!”

 
     
     

 

 

Tortuga inquisidora

 

  TORTUGA INQUISIDORA  
  En la selva existía una sobrepoblación de animales, entonces el Rey León decidió
hacer un concurso de chistes para bajar la cantidad de pobladores.

                          

 
                                                           
  El concurso consistía en que todos los animales debían decir
un chiste, si la tortuga se reía, el animal mantenía el derecho de quedarse, si no le cortaban la cabeza.
 

El Rey dice:

               

  El Hipopótamo, resignado, cuenta su chiste, y todos se ríen, menos la tortuga.

Entonces el
Rey dice:

 

 
 
El Rey dice:

 

 

  La jirafa, resignada, cuenta su chiste, y todos se ríen, menos la tortuga. Entonces el
Rey dice:

 

 


 

Y así muchos animales y nada que la tortuga de ríe.
De pronto la tortuga comienza a reirse descontroladamente, gritando:  
 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mundo de ratones

 

  MUNDO DE RATONES …  
1) Estaba un ratoncito jugando en el jardín, cuando ve un murciélago.
Corriendo y asustado llega donde estaba su mamá …

– Mamá!!!, Mamá!!!, he visto a mi Ángel!!!

                                            

 

 

2) Una ratita iba caminando y se encuentra con otra ratita y le pregunta:

– ¿Qué hacés, ratita? – Espero un ratito.