+(506) 8747-7227 | +(506) 8747-PACR info@animalista.cr
logo

¿ Existen Razas de Perros Peligrosas ?

30 - Ago - 2018

Descargar

Anterior ÍndiceSiguiente

¡NO!, las “Listas Negras” han sido un fracaso. No existen razas de perros genéticamente agresivas. Enseñarle a un perro, con diferentes técnicas, a ser agresivo o completamente pacífico es posible. También es posible seleccionar dentro de una raza, una determinada línea genética, para conseguir individuos con predisposición agresiva o lo contrario. [ 1 ]

La selección no se consigue en unas cuantas generaciones. Nuevos estudios ya empiezan a esclarecer como los genes afectan al cerebro y a las glándulas en la producción de hormonas como el cortisol, las catecolaminas, la adrenalina y la insulina y demás hormonas que afectan la respuesta al miedo y la fuga.

Actualmente se cuenta con protocolos que ayudan a determinar el “índice de peligrosidad” de un individuo, para tomar así la decisión más conveniente, de manera objetiva y científica. Obviamente que la eutanasia debe ser la última medida sanitaria, aunque con algunos individuos, la única posible. Es común que los medios acusen y generalicen diciendo que toda una raza (generalmente popular o de moda), es la culpable de fuertes y serios accidentes. También estudios mal diseñados, que no controlan “variables confundentes”, llegan a conclusiones equivocadas. Se construye así una posverdad o un mito. [ 2 ], [ 3 ]

Estudios confiables, demuestran que la carga genética es responsable de no más del 25% del carácter de un animal (humano y no humano), el resto, 75%, es influencia del ambiente. Las causas orgánicas por las cuales un individuo cambia su carácter, las encabeza las patologías en la glándula tiroides.

Países que con “listas negras” de razas, no lograron el efecto deseado. Las mordeduras no disminuyeron.

Los individuos agresivos o peligrosos (no las razas), deben valorarse uno a uno y decidirse su suerte individualmente. La opinión experta de un profesional en medicina veterinaria, siempre será necesaria en la valoración de un individuo. Este profesional debe
determinar si la agresividad tiene un origen orgánico (enfermedad física) o responde a otros motivos. La epidemiología de la agresividad del perro (dirigida hacia las personas), brinda importante información, para conocer e intervenir el problema. No contamos con estudios en Costa Rica, pero existen razones para suponer que lo encontrado en otros países pueda ser aplicado al nuestro. Veamos 10 aspectos de interés: [ 4 ], [ 5 ]

1. Las agresiones afectan más a las personas menores de edad, y las partes con más lesiones suelen ser cabeza, cara y cuello.

2. La edad promedio es entre los 5 y los 6 años.

3. Menos del 10% de las personas menores de edad que ingresan al hospital, tienen lesiones graves después de un ataque por perro.

4. Menos del 10% de las personas menores de edad que ingresan al hospital requieren tratamiento sicológico por cuadros reactivos
postraumáticos secundarios al ataque.

5. Un alto porcentaje de las personas menores de edad agredidas son varones.

6. La mayor parte de los perros problemáticos tienen propietarios. Los perros que andan en la calle sin supervisión humana, están
socializados y no suelen estar implicados.

7. En más del 80% de los casos, el perro es conocido (familia, amigos, vecinos).

8. Las tres cuartas partes (75%) de las agresiones se producen en el lugar de residencia del perro.

9. Menos del 10% de los propietarios del perro optaron por la eutanasia del animal después del ataque.

10. En casi todos los casos las personas menores de edad estaban desatendidos.

En el campo preventivo, se aconseja:

1.- “Socializar” a los cachorros (antes de los 3 meses) con niños, otros perros, etc.

2.- Enseñarle al cachorro a compartir: juguetes, comida, territorio.

3.- Enseñarle al cachorro para que acepte caricias en todo su cuerpo.

4.- “Cuidar” a los niños pequeños cuando están con perros (de la casa, amigos, etc.)

5.- Todo perro debe estar vacunado contra la RABIA, comenzando a los tres meses, y revacunando todos los años.

Intervención:

1.- Después de una mordedura, el perro debe ser observado al menos 10 días. [ 6 ]

2.- El individuo debe someterse al Protocolo del SENASA para determinar el “índice de peligrosidad”, con base al cual se determinará la Orden Sanitaria.

3.- En todos los casos en los que se determine la eutanasia, el cadáver debe estudiarse para RABIA.

Algunos datos:

1.- En Costa Rica se estima conviven con las personas más de un millón de perros (entre perros que andan sueltos en la calle y los que están circunscritos en la propiedad de sus dueños). [ 7 ]

2.- En el año 2007, 37 personas menores de edad requirieron internamiento por mordedura de perro (la cifra más alta en 15
años).

i

Notas

[1] Primero en Estonia, entonces una república soviética, casi en la clandestinidad y después en el Instituto de Citología y Genética que la Academia de Ciencias rusa tenía en Novosibirsk, Siberia, los genetistas Ludmila Trut y Dmitry Belyayev empezaron a seleccionar los zorros que de forma natural parecían más dóciles. Como grupo control, Trut y Belyayev iniciaron otro ensayo, pero aquí solo cruzaban a los ejemplares más agresivos entre sí. “Encontramos 103 regiones genómicas que diferencian a las poblaciones mansas de las agresivas y las convencionales criadas en cautividad”, cuenta en un correo la científica de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (EE. UU.) y principal autora del este estudio genético, Anna Kukekova. Estos estudios muestran el componente genético de la domesticación y la docilidad, pero también de la agresividad.

[2] POSVERDAD: Distrorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones, con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales. REAL ACADEMIA ESPAÑOLA

[3] El hecho que una raza sea aparentemente más problemática que otra, no puede atribuirse a la genética. Puede explicarse que las personas que adquieren esa raza, lo hagan para tener un perro agresivo y lo adiestren para eso. Tanto la AVMA (American Veterinary Medical Association) como la FECAVA (Federation of European Companion Animal Veterinary Association) han dicho: “[…] la prevención de los accidentes debe basarse, sobre todo, en la educación de los propietarios y en la detección de animales problemáticos, independientemente de la raza”.

[4] R. Méndez, et al., Servicio de Cirugía Pediátrica, Hospital Materno-Infantil Teresa Herrera, La Coruña, España Revista de la Asociación Española de Pediatría, 1o de mayo del 2002, Volumen 56, Número 05, p 425-429

[5] Saint Louis, EE. UU.

[6] El último caso de RABIA en perros registrado en Costa Rica, ocurrió en el poblado de Tempatal en La Cruz de Guanacaste en el año 1987 (tres décadas), pero en el país algunos animales silvestres si tienen RABIA, y por eso la amenaza es constante. Por eso, no se deben de tocar los animales silvestres y debemos vacunar a los perros anualmente contra RABIA.

[7] La “capacidad de carga” (que es la carga máxima que un determinado ambiente puede soportar, teniendo en cuenta el
alimento, agua, y otros elementos necesarios para la vida de esa especie), fue determinada por IDESPO y equivale para
el caso costarricense en 1 perro por cada 4 personas.

Anterior ÍndiceSiguiente