+(506) 8747-7227 | +(506) 8747-PACR info@animalista.cr

 

Descargar

 

PREGUNTA ANTERIOR

 

VOLVER AL ÍNDICE

 

PREGUNTA SIGUIENTE

02 INTRODUCCIÓN
Los animales no humanos nos parecen seres fascinantes, posiblemente por su enorme parecido con nosotros en tantos aspectos, y tan distintos y difíciles de entender en otros.
Algunos pueden pensar que esta es una moda pasajera, un esnobismo momentáneo, ¡no es así! Es posible la sociedades humanas que se describen con el acrónimo inglés “WEIRD”  (sociedades occidentales, educadas, industrializadas, ricas y democráticas) estén liderando muchos de los cambios, igual lo han hecho en distintos otros campos, como el arte, la ciencia, la filosofía, la política, y hasta la guerra.
Costa Rica no es ni rica ni tampoco industrializada, y desde el siglo XIX podemos identificar claramente esa preocupación por el animal no humano. No es entonces imitación, es la profundización a nuestra genética nacional, de conceptos que no nos son ajenos.
No podemos obviar que muy pocas especies de plantas y animales silvestres son aptos para su domesticación, y que éstas se concentraban en unas diez partes pequeñas del mundo. Pero una vez domesticadas, catapultaron a las sociedades que tuvieron esa ventaja.
La domesticación ofrece mucho material para meditar, veamos:
La Sala Constitucional, en su sentencia Nº 2012-004620 del diez de abril del dos mil doce, nos dice:

“[…] la fauna domesticada se debe proteger del padecimiento,
maltrato y crueldad sin justificación legítima, porque ello refleja
una racionalidad ética determinada, corresponde a una
concienciación de la especie humana respecto del modo justo y
digno con el que debe interactuar con la naturaleza
.”

Antes de la domesticación, nos acostábamos como “reyes de la creación”, y con los animales domesticados nos despertamos como responsables morales de los seres que utilizamos para alimentarnos, vestirnos, acompañarnos, protegernos, calentarnos y trabajar.
Hoy, los campos dedicados a cultivos y pastoreo (y las ciudades que permiten los excedentes agrícolas), ocupan casi el 60% del territorio nacional (el restante son bosques que merecen todo tipo de esfuerzo para conservarlos).
La ganadería ofrece un reto de gran tamaño, para mejorar la vida de millones de animales no humanos. Mayor que todo lo que podamos hacer con los animales de compañía, en términos de número de individuos.
Plantear una ideología restaurativa para devolvernos a las pequeñas sociedades recolectoras y cazadoras, es un absurdo, nada pragmático, por más romántico que suene en algunos oídos.
Como podrá verse en el documento que se presenta, el PARTIDO ANIMALISTA es reformista en sus planteamientos. Es siempre más sencillo defender posiciones extremas o absolutas, pero las mismas terminan siendo poco viables en el campo político.
Las posiciones intermedias son más difíciles de sostener, generan más discusión, requieren más diálogo, pero consiguen avances y cada vez más simpatizantes.
Este es un ideario sobre un gran tema. Podemos escribir muchas páginas más, pero el riesgo es aburrir al lector y que menos personas lo lean.
Hemos puesto muchas notas al pie, de tal forma que algunos lectores puedan encontrar más explicaciones, y otros las omitan sin que por ello pierdan nada de la lectura.
También procuramos ilustrar, no solo para hacer más amena la propuesta, queremos resumir en esas ilustraciones conceptos relevantes.
Los capítulos los empezamos a desarrollar con preguntas. Cada una un tema distinto. No pretendemos desarrollar un método socrático, pero sí, incentivar el esfuerzo de reflexión y razonamiento.
Esperamos que este documento guste, se desarrolle con el aporte de muchos. Que sirva para establecer similitudes y diferencias con otros partidos animalistas del mundo,
y sobre cualquier otro propósito, que incentive el debate, la polémica y la discusión. Es ese ejercicio intelectual, el que permitirá tener encendida la llama del pebetero de los animales no humanos.

muchas gracias

Alejandro Fonseca

Presidente

PARTIDO ANIMALISTA

 

PREGUNTA ANTERIOR

 

VOLVER AL ÍNDICE

 

PREGUNTA SIGUIENTE