+(506) 8747-7227 | +(506) 8747-PACR info@animalista.cr

Descargar

Minimizando el impacto de la eutanasia en los
equipos veterinarios
[1], [2]

Veterinary Team Brief abril 2017

Sarina Manifold, LCSW University of Tennessee College of Veterinary Medicine [3]

Médicos Veterinarios y asistentes hacen un juramento que contempla la promoción del bienestar animal y la prevención del sufrimiento de los animales, [ 4 ], [ 5 ], ese juramento puede convertirse en una carga a quienes no se cuidan a sí mismos. La eutanasia de un paciente es uno de los muchos acontecimientos veterinarios estresantes, que contribuyen a la fatiga emocional, [ 6 ] una condición que sufren quienes trabajan [ 7 ], [ 8 ] en veterinaria, pues se agotan emocionalmente. [ 9 ] Por lo tanto, los profesionales médico veterinarios necesitan maneras de hacer frente a tal estrés.

Los miembros del equipo veterinario a menudo tienen sentimientos encontrados con la eutanasia, que literalmente se traduce como una muerte buena. Algunos tienen dificultad para ver cualquier ventaja, mientras que otros se sienten privilegiados de ofrecer la eutanasia a los clientes y ayudarles a tomar la última decisión de la vida de su mascota. Los conflictos dependen de creencias y valores personales, así como de las circunstancias; por ejemplo, los miembros del equipo estarán más anuentes cuando un paciente tiene una baja calidad de vida, pero pueden estar profundamente conflictuados cuando se elige la eutanasia por razones como la calidad de vida del dueño, la situación financiera u otros problemas no médicos. [ 3 ], [ 8 ], [ 9 ], [ 10 ]

Muchas emociones pueden surgir. El personal a menudo siente lástima cuando se ha formado una estrecha relación con un cliente y paciente y pueden tener sentimientos encontrados [ 11 ] (por ejemplo, el alivio de que el paciente ya no sufre y que la agonía ha terminado, la gratificación de haber ayudado a proporcionar una muerte pacífica). Otros pueden sentirse enojados o frustrados de que un animal tratable sea eutanasiado, impotencia al no poder hacer más por el paciente, pero agradecido por saber el destino del mismo. Estos sentimientos pueden manifestarse con disminución de compasión y afectar emocionalmente, espiritualmente, socialmente, físicamente e intelectualmente. [ 6 ] Las clínicas veterinarias deben tener un protocolo que mitigue cada efecto.

 

Discusiones Delicadas

En medicina humana, las sesiones clínicas proporcionan un foro para que los miembros del equipo de salud discutan casos desde perspectivas emocionales y sico-sociales. Un estudio encontró que los médicos que asistieron a Schwartz RoundsTM [ 15 ] experimentaron una disminución estadísticamente significativa en el estrés y una mayor capacidad para hacer frente a los aspectos emocionales de su trabajo. [ 12 ] (Ver Recursos.)

RECURSOS

The American Balint Society. americanbalintsociety.org The Schwartz Center for Compassionate Healthcare: Schwartz Rounds. theschwartzcenter.org/supporting-caregivers/schwartz-center-rounds

Kabat-Zinn J. Wherever You Go, There You Are: Mindfulness Meditation in Everyday Life. Hyperion Books; 1994.

En medicina veterinaria, las sesiones médicas pueden permitir a los miembros del equipo que desempeñan papeles diferentes durante una eutanasia a compartir sus sentimientos, perspectivas y experiencias. Esto puede ayudar a cada miembro a sentirse menos aislado, ver la situación desde una perspectiva diferente, [ 13 ] regular sus sentimientos internos, [ 14 ] y hacer que otros experimenten emociones similares. Por ejemplo, después de la eutanasia de un gato joven con tromboembolismo aórtico, un miembro del equipo veterinario puede sentirse orgulloso de enseñar al cliente sobre las necesidades médicas y las opciones de tratamiento disponibles, contento de que el paciente ya no sufra, frustrado por no salvar al gato, y triste porque los clientes estaban molestos y se retiraron antes de la eutanasia. Es probable que estas delicadas sesiones médicas, sean más productivas si son facilitadas por un sicólogo que tenga experiencia en temas del ámbito veterinario. [ 11 ] (Ver: “Encontrando un Facilitador”)

 

Encontrando un Facilitador

La AVMA [ 15 ] ofrece asistencia y ayuda en línea para sus miembros [ 16 ] lo que les permite evaluar su estado y participar en foros en línea. Muchas asociaciones estatales de médicos veterinarios (VMAs) [ 17 ] ofrecen ayuda en este ámbito.
La clínicas veterinarias deben considerar que uno de sus empleados tenga entrenamientos en CPR emocional, una técnica de asistencia para crisis emocionales, [ 18 ], [ 19 ] ya sean individuales o grupales.
Los facilitadores están disponibles en muchas universidades. Por ejemplo, la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de Tennessee
ofrece un título de trabajo social veterinario, diseñado para capacitar a profesionales de la salud mental para que brinden servicios en la
intersección de la medicina veterinaria y la práctica del trabajo social.
En el futuro, esta carrera estará disponible para aquellos que trabajan en el ámbito veterinario. Más información al (865) 755-8839.

 

Asesoramiento Individual

El impacto de la eutanasia en un miembro del equipo puede necesitar más atención que una sesión de grupo. Múltiples eutanasias, factores situacionales y estrés personal externo son algunas de las razones por las que un miembro del equipo puede buscar apoyo individual adicional. Cuando se busca un consejero local, es importante encontrar a alguien que se especializa en el dolor de apoyo y/o fatiga emocional y que tiene una comprensión de los aspectos particulares de la medicina veterinaria.

Desvinculación Emocional

Algunos miembros del equipo pueden separarse emocionalmente de los pacientes como una protección contra la fatiga emocional, esto puede tener beneficios y desventajas. El desprendimiento emocional temporal puede ser útil si permite a un miembro del equipo completar una eutanasia, siempre y cuando más tarde reconozca sus emociones, pero el desapego completo puede conducir a la pérdida de compasión. [ 7 ], [ 13 ] Otros mecanismos de afrontamiento Estas son algunas sugerencias para hacer frente al peaje emocional de la eutanasia. (Ver: “Recursos”)

Otros mecanismos de afrontamiento

Hacer una breve pausa antes de atender al siguiente paciente [ 6 ] Practicar la meditación, la autorreflexión o la relajación Cuidarse con suficiente ejercicio y sueño [ 6 ], [ 12 ], [ 14 ] Riendo: puede haber un lugar para el humor, incluso en situaciones emocionalmente cargadas [ 3 ], [ 20 ] Creación de notas de pésame (por ejemplo, una pizarra en un área común para las notas de los clientes que reconocen la pérdida de su mascota y el buen trabajo del equipo veterinario)

PUNTOS DE
REFERENCIA
“Al Final Somos Simplemente Ángeles”

Mary Gardner, DMV, copropietaria de Lap of Love Veterinary Hospice, comparte cómo el cuidado al final de la vida ha transformado su vida y su establecimiento:

“El mayor impacto que este tipo de trabajo ha tenido en mí es la cantidad de aprecio y, en muchos casos, el alivio que veo de las familias. Necesitan nuestra ayuda como Profesión. Ellos están asustados, tienen preocupaciones, y quieren honrar a su mascota en formas que sean significativas para ellos. Abrazamos eso, y la retroalimentación ha sido abrumadora. Pensé que iba a sufrir algún tipo de fatiga emocional haciendo eutanasia a tantas mascotas cada semana, pero puedo ver el sufrimiento en las mascotas y sus familias y yo soy capaz de ayudarlos a todos. Mi compasión es realmente desbordante después de dejar cada cita. La mayoría de nuestros clientes están sorprendidos por la experiencia y lo “bien” que lo hacemos. Inicialmente, pueden asumir que el “ángel de la muerte” viene a visitarnos, pero al final somos simplemente ángeles. Y eso es lo que todos nos dicen. Es muy conmovedor.” [ 21 ]

Conclusión

La eutanasia es una experiencia emocionalmente difícil para el equipo veterinario y los clientes, pero sus efectos pueden ser minimizados cuando la práctica tiene un procedimiento para cuidar de las muchas formas en que los miembros del equipo y los clientes son afectados.

NOTAS

 

1. NOTA DEL EDITOR: El texto original está en inglés.

2. NOTA DEL EDITOR: Traducción libre.

3. SARINA MANIFOLD, LCSW, is assistant professor of practice with veterinary social work at University of Tennessee Veterinary Medical Center (UTVMC). As a licensed clinical social worker and certified grief recovery specialist, she provides crisis intervention, guidance for end-of-life and treatment decision-making, resources, and grief counseling to clients, faculty, and team members in small and large animal practice at UTVMC, as well as to community members and local veterinarians. Sarina earned her master’s degree in social work from University of Tennessee, Knoxville. Sarina’s areas of interest and clinical work include compassion fatigue support, communication skills training for animal-related professions, and grief and bereavement support for individuals and families who have experienced the death of their companion animal.
FUN FACT: Sarina enjoys reading, running, and playing with her 1-year-old daughter and her 3- and 13-year-old fur children.

4. Veterinarian’s oath. American Veterinary Medical Association.
https://www.avma.org/KB/Policies/Pages/veterinarians-oath.aspx. Accessed 2016.

5. Veterinary technician oath. National Association of Veterinary Technicians in America. Accessed 2016.

6. Huggard PK, Huggard EJ. When the caring gets tough: compassion fatigue and veterinary care. VetScript. 2008:14-16. http://www.compassionfatigue.org/pages/HuggardVetScript.pdf. Published May 2008. Accessed October 2016.

7. Mitchener KL, Ogilvie GK. Understanding compassion fatigue: keys for the caring veterinary healthcare team. J Am Anim Hosp Assoc. 2002;38(4):307-310.

8. Yeates JW, Main DC. Veterinary opinions on refusing euthanasia: justifications and philosophical frameworks. Vet Rec. 2011;168(10):263.

9. Sanders CR. Killing with kindness: veterinary euthanasia and the social construction of personhood. Sociol Forum. 1995;10(2):195-214.

10. Rollin BE. Euthanasia, moral stress, and chronic illness in veterinary medicine. Vet Clin North Am Small Anim Pract. 2011;41(3):651-659.

11. James JW, Friedman R. The Grief Recovery Handbook: The Action Program for Moving Beyond Death, Divorce, and Other Losses Including Health, Career, and Faith. New York, NY: HarperCollins Publishers; 2009.

12. Lown BA, Manning CF. The Schwartz Center Rounds: evaluation of an interdisciplinary approach to enhancing patient-centered communication, teamwork, and provider support. Acad Med. 2010;85(6):1073-1081.

13. Bonanno GA, Papa A, Lalande K, Westphal M, Coifman K. The importance of being flexible: the ability to both enhance and suppress emotional expression predicts long-term adjustment. Psychol Sci. 2004;15(7):482-487.

14. Cohen SP. Compassion fatigue and the veterinary health team. Vet Clin North Am Small Anim Pract. 2007;37(1):123-134.

15. NOTA DEL EDITOR: AVMA es el acrónimo para “American Veterinary Medical Association”.

16. Wellness and peer assistance. American Veterinary Medical Association.
https://www.avma.org/professionaldevelopment/personal/peerandwellness/pages/default.aspxUpdated 2016. Accessed 2016.

17. NOTA DEL EDITOR: VMAs es el acrónimo para “veterinary medical associations” que corresponden a las asociaciones de cada estado que agrupa a los médicos veterinarios.

18. Emotional CPR. National Empowerment Center. http://www.emotional-cpr.org. Updated 2015. Accessed 2016.

19. CPR emocional (CPRe) es una técnica para que una persona ayude a otros durante una crisis emocional, con tres sencillos pasos:

C = Conexión
P = emPowering, (“empoderamiento”) y
R = Revitalización.

20. Francis L, Monahan K, Berger C. A laughing matter? The uses of humor in medical interactions. Motiv Emot. 1999;23(2):155-174.

21. Benchmarks 2015: A Study of Well-Managed Practices. Columbus, OH: WTA Veterinary Consultants & Advanstar Publishing; 2015:110-111.