+(506) 8747-7227 | +(506) 8747-PACR info@animalista.cr

Descargar

ANTERIOR ÍNDICE SIGUIENTE
10 ¿Por Qué Desistimos de los Partidos Tradicionales?
Los partidos tradicionales han demostrado no tener un compromiso
permanente por el respeto y la defensa por los animales no humanos.
El Movimiento Animalista ha sido manipulado una y otra vez por todos los partidos tradicionales. El tema se menciona en los discursos de campaña, y lo guardan después. Algunos integrantes nos han acompañado, pero son excepción de su partido.
El PARTIDO ANIMALISTA no dejará que el respeto y la defensa por los animales no humanos, vuelva a caer en la politiquería.
El Movimiento Animalista ha defendido a los animales no humanos, en la calle, en cada ser rescatado, haciendo marchas y desde las barras legislativas.
Llegó la hora de hacerlo en la Asamblea Legislativa, sin intermediarios. Es tiempo para que los animales no humanos tengan representación directa en el ámbito político.
Es necesario garantizar, en el ámbito político, quien represente a los animales no humanos.
Para la lucha contra la inoperancia en el manejo de los proyectos de ley, especialmente los que se refieren a temas relacionados con los animales no humanos.

 

Como nos dijo Joaquín Gutiérrez, en su obra “Murámonos, Federico” [1], dejaremos de hablar, para HACER. Dejaremos de lamentarnos, para arremangarnos. 
Santo Tomás de Aquino [2] nos enseñó, que cualquier batalla, para justificarla “requiere causa justa“. La batalla por los derechos de los
animales no humanos es ¡JUSTA!, y moralmente correcta 
En la estrategia, es necesario apegarse a la ética y ésta contextualizarse con la “fuerza” que se tiene. Con un ejemplo podremos explicar mejor:
  Dos hermanos menores pelean y el hermano mayor interviene. Debe separar a sus hermanos menores, pero hacerlo sin excederse con su fuerza, muy superior a la de sus pequeños hermanos.
  Dos hermanos mayores pelean y el hermano menor interviene. Debe separar a sus hermanos mayores, pero hacerlo sabiéndose con menos fuerza que sus hermanos. Para eso requiere recurrir al diálogo, al convencimiento a recordar las consecuencias de su pelea: las lágrimas y enojo de los padres.
El PARTIDO ANIMALISTA en su batallas, con CAUSA JUSTA, debe reconocer su tamaño. Recurrir a los argumentos y recordar siempre las deudas morales pendientes de la sociedad humana con relación a los animales no humanos.
Reconocemos que dentro de los partidos tradicionales, el Movimiento Animalista ha podido encontrar personas, que en su calidad de diputados, nos han apoyado. Reconociendo que una lista siempre será incompleta, veamos unos cuantos ejemplos:
PERIODO PARTIDO
1912 – 1916 Unión Nacional
1990 – 1994 Liberación Nacional
2010 – 2014 Accesibilidad Sin Exclusión
2014 – 2018 Liberación Nacional
Frente Amplio
Acción Ciudadana
Unidad Social Cristiana

Carlos Durán Cartín

A ellos y a cualquiera que apoye los Derechos de los Animales, tenemos
el deber de agradecerles.

A finales de junio de 1912, el diputado Dr. Carlos Durán Cartín, en su discurso al discutirse en tercer debate la derogatoria de la prohibición de las peleas de gallos, argumentó que era una diversión impropia de hombres serios, la cual había sido abolida en los países civilizados y relegada a las tribus árabes de Argelia y de otros países africanos. Asimismo el legislador señalaba que dichosamente Costa Rica estaba siguiendo el ejemplo de las naciones cultas, siendo común en las plazas de los pueblos la práctica por las tardes de los deportes favoritos de los anglosajones y que si se abrían las galleras era muy posible que la juventud abandonara el fútbol para ir a congregarse en ese local para apostar y presenciar la tortura y muerte de las aves. A pesar de los argumentos de Don Carlos, el Congreso aprobó el proyecto de ley, que permitía las luchas de gallos, el cual fue pasado al Poder Ejecutivo para su sanción final. Ell 25 de junio de 1912, el Presidente de la República, Ricardo Jiménez Oreamuno vetó el decreto legislativo, y la prohibición continuó.
Veamos un ejemplo reciente (marzo del 2017), Rodolfo Piza Rocafort, pre-candidato del Partido Unidad Social Cristiana, manifiesta abiertamente su apoyo al proyecto 18.298, que restablecería las sanciones a la Ley de Bienestar Animal [3]. Su esposa, la señora Ana Eugenia (Annie) Loría Campos, es una querida, respetada y reconocida persona animalista.
Son muchas las personas animalistas. Están en muchos partidos, y pueden ser parte del grupo tomador de decisiones o estar cerca de una persona clave.
Estamos convencidos que eso nunca será suficiente. La experiencia así lo ha demostrado. No podemos seguir confiando en la buena suerte o con largas interrupciones.
Necesitamos a los amigos animalistas que están en otras tiendas políticas, más todavía si están en posición de influenciar decisiones necesarias para seguir avanzando. ¡Claro que sí! Pero se requiere un PARTIDO ANIMALISTA permanentemente recordando, sin quitar el dedo del renglón, la agenda política que defendemos.
Tenemos que hacer acopio de esos amigos, convencer a otros, y contrarrestar a los enemigos de los animales no humanos.
Las coyunturas, las casualidades de encontrar amigos animalistas en otras tiendas políticas, no es una base sólida para continuar por un camino seguro.
No es adecuado seguir viendo a los diputados a través de un vidrio. Implorando, rogando, casi “rezándoles”. Tenemos que hablarse de igual a igual, de diputado (a) a diputado (a).
Los partidos tradicionales no tienen una agenda clara con el animalismo. Aunque algunos de sus integrantes, esposas, madres, amigos coincidan con los ideales animalistas.
Los partidos tradicionales se nutren de ideologías dogmáticas de los siglos pasados. Ideologías pensadas para resolver grandes problemas de otras épocas: mala salud, pocas garantías al nuevo mundo del trabajo industrializado, analfabetismo, condiciones insalubres, monarquías, y otros.
Los problemas y condiciones de esas épocas eran completamente distintas. La Revolución Industrial apenas daba sus primeros pasos, el mundo estaba separado en sus distintas partes, la comunicación era mala, lerda y poco efectiva. Prevalecían las condiciones de una sociedad agrícola, pobre y con pocos recursos materiales.
La fuerza física del varón, le daba privilegios respecto a las mujeres. El rol femenino de reproducción y crianza, no estaba en duda. La religión dominante, era una sola y sin competencia.
La Revolución Francesa (de naturaleza política), impacta más en las colonias francesas e inglesas de América, que en la misma Francia, donde tiene un revés con Napoleón. [4]

 

Recordemos a los grandes pensadores, que originan esas ideologías
dogmáticas:

Adam Smith

TESIS Liberalismo Económico siglo XVIII

Karl H. Marx

ANTI-TESIS Socialismo Científico siglo XIX

E. Bernstein

SÍNTESIS Socialismo Democrático siglo XX
Los problemas del siglo XXI, ni siquiera se imaginaban. Las personas menores de edad, trabajaban jornales de más de 12 horas al día, mal alimentados y apenas abrigados. No obstante, quien podía darles trabajo,
aunque fuera en esas condiciones era un filántropo [ (5)
]
En Costa Rica, hasta el calendario escolar se adaptó a la cosecha del café, para aprovechar la mano de obra infantil.
Lejos están los partidos políticos tradicionales de incorporar a sus ideologías dogmáticas, que arrastran de muchos años atrás, creadas en un contexto muy diferente, de incorporar los nuevos retos que las sociedades del siglo XXI demandan.
Eso explica, en parte, la emergencia de partidos temáticos, conformados por grupos sociales que no consiguen identificarse con los partidos tradicionales y que ya no los representan.
El PARTIDO ANIMALISTA es consecuencia de lo que hemos explicado. Miembros de los partidos tradicionales apoyan nuestros ideales, pero no los partidos.
Durante la época de campaña, cuando los políticos andan detrás de los votos, los partidos tradicionales nos cantan como sirenas. Una vez en el poder, olvidan sus promesas y
los Derechos Animales bajan en la agenda política a lugares de olvido y frustración.

 

ANTERIOR ÍNDICE SIGUIENTE

 

NOTAS

1. Murámonos, Federico es una novela del escritor costarricense, miembro de la Academia Costarricense de la Lengua
y Premio Nacional de Cultura Magón Joaquín Gutiérrez Mangel (1918-2000). Publicado en 1973, el libro recibió en ese
mismo año el premio de novela de la Editorial Costa Rica y el premio nacional de novela Aquileo J. Echeverría. Ha sido
declarada por la crítica como una de las mejores novelas de Joaquín Gutiérrez. La novela se divide en 14 capítulos,
narrados con abundantes analepsis, monólogos interiores y diálogos.

2. Tomás de Aquino 1224/1225-1274) fue un teólogo y filósofo católico perteneciente a la Orden de Predicadores, el principal
representante de la enseñanza escolástica, una de las mayores figuras de la teología sistemática y, a su vez, una de las
fuentes más citadas de su época en metafísica, hasta el punto de, una vez muerto, ser considerado el referente de las
escuelas del pensamiento tomista y neotomista.

3. Ley de Bienestar de los Animales, Nº 7451 de 17 de noviembre de 1994.

4. La Revolución Francesa se inició con la autoproclamación del Tercer Estado en 1789 y finalizó con el golpe de estado de
Napoleón Bonaparte en 1799.

5. Fue el caso del científico británico James Smithson (1765-1829), un filántropo inglés que hizo su fortuna con mano de
obra infantil (caracterizada por jornadas extenuantes y cuyo pago consistía en abrigo y comida). Heredó su fortuna, con
la que se fundó el Instituto Smithsoniano.