+(506) 8747-7227 | +(506) 8747-PACR info@animalista.cr

 

Descargar

 

 

 

VOLVER AL ÍNDICE

 

PREGUNTA SIGUIENTE

 

01 PRESENTACIÓN
Una persona animalista, busca promover derechos a los animales no humanos. Esa labor la realiza en un contexto poco receptivo, pues el derecho de uno, necesariamente implica una obligación para otro. También implica cambios, muchas veces profundos y con consecuencias para las formas como se han hecho las cosas durante un tiempo (aunque la cultura humana es cambiante y se modifica permanentemente, algunas personas son de la idea que sus ancestros más cercanos representan la manera de actuar por miles de años).
Contamos con la ventaja que el siglo XXI nos alcanza con una sociedad más sensible en el trato para con los animales no humanos. La ciencia está obligando a otros importantes ámbitos (filosofía, religión, moral, economía y otros), a ponerse al día con relación a los animales no humanos. Poca discusión queda con relación a su capacidad de sentir, tener emociones, inteligencia, lenguaje y hasta de una básica moral.
Este ideario del PARTIDO ANIMALISTA es un esfuerzo para presentar enfoques sobre distintos temas, buscando coherencias y aceptando contradicciones. Pretende entonces promover el debate, la polémica y la discusión.
Un ideario será siempre un documento en construcción, pues responde a la coyuntura cultural y el contexto temporal.
Importante recordar que las pretensiones del PARTIDO ANIMALISTA están en el campo político. Cabe entonces hacer una pequeña digresión sobre lo que es la política.
“Política”, es un término bastante manoseado, repudiado y odiado. Se utiliza para designar todo tipo de relaciones sociales y actividades que tienen lugar dentro del gobierno de un país. El repudio de la sociedad hacia la política, puede ser explicado por:
a) La falta de claridad sobre el término política, desconocer lo que realmente significa.
b) Confundir toda la actividad que realiza un gobierno con política.
c) Gobernantes que ensucian la política con sus ambiciones y deseos personales.
En el PARTIDO ANIMALISTA hacemos nuestras las enseñanzas de Bernard Crick ,
quien define la política como la forma de conciliar intereses divergentes en un país plural. Es decir, buscar con tolerancia, prudencia y flexibilidad maneras para llegar a acuerdos sobre diferentes temas, desde diferentes intereses que están en pugna, en una sociedad heterogénea y que tiene variedad de visiones.
El consenso no es un componente de la política, porque solo en el autoritarismo y en el totalitarismo puede haber un consenso total y estable, donde todo lo que diga el dictador debe ser aceptado.
Hacer política es estar buscando llegar a acuerdos inestables, pero eficientes, indefinida e ilimitadamente. Inestables por la diversidad de los intereses que están en lucha dentro de una variedad multicolor que compone a la sociedad costarricense.
La conciliación no es algo sencillo y en muchas ocasiones no es satisfactoria, dado que no es armonía, es un mínimo de coincidencia de las diferencias. No implica la cesión total, pero tampoco implica el medio justo. Puede ser muy desventajosa para todos, incluso para los mismos conciliados, y como no supone éxito de una parte y derrota de la otra, puede haber éxito para todos y derrota para todos.
En el PARTIDO ANIMALISTA no aceptamos el argumento de que porque hay políticos corruptos, la política debe ser despreciada. Los enemigos de la política, o quienes se benefician de su devaluación y desprecio, son precisamente los que no ven con buenos ojos la participación de las personas en el ejercicio del poder, como el caso de dictadores al estilo de Fidel Castro, Augusto Pinochet, Francisco Franco o Anastasio Somoza, que siempre despreciaron a los políticos.
En el PARTIDO ANIMALISTA creemos que el valor moral de la política es un camino válido y posible. Nos apartamos de las ideologías que exaltan las pasiones humanas y los deseos exacerbados de poder, incluso de la democracia exagerada, porque la dictadura de la mayoría le quita oportunidad a las minorías (evitando que tengan participación en los procesos de toma de decisión).
La constitución del PARTIDO ANIMALISTA como estructura permanente política del Movimiento Animalista Costarricense, no fue un paso a la ligera. Empezamos con un concepto distorsionado de la política, y terminamos decantándonos por meternos, para reinvindicarla y procurar más y mejores condiciones para los animales no humanos.
El poder es cada vez más débil, más transitorio, más limitado“, nos advierte Moisés Naím .
la fragmentación del poder, obliga a quienes creemos y defendemos una causa particular, a incorporarnos en la lucha política, sin intermediarios.
Con la caída del Muro de Berlín y el surgimiento de INTERNET en 1990, la nueva distribución del poder, descansa en micropoderes (grupos de presión), debidamente organizados. El PARTIDO ANIMALISTA debe constituirse en una de esas fuerzas, progresistas, bien intencionada y que busca sin descanso el bien común.
Este ideario, siempre en construcción, es una clara y seria expresión del rol político que jugará el PARTIDO ANIMALISTA en la vida política de Costa Rica. Un esfuerzo de largo plazo, serio y adaptándose siempre a la realidad del país.
El PARTIDO ANIMALISTA no es el primero en su tipo en el mundo. Definitivamente es el primero en el país y de Centroamérica.
Sus planteamientos son guías para conseguir escalar y acercarse a una utopía.
Esa característica lo hace singular y particular. No pueden ser las mismas metas las que puedan proponerse en el Tíbet, la India, España o Costa Rica. La adopción de ideas, resultaría una práctica burda y poco sensata. Por eso, la adaptación, aún siendo un camino más elaborado, es el más indicado.
La política es el arte de los posible” , por lo tanto es válido apreciar nuestro compromiso desde una perspectiva amplia y profunda en el tiempo.
Este ideario consiste en poner con claridad, el cómo se debe aproximar a la utopía animalista, con la idiosincrasia costarricense.
Sin atropellarla, pero modulándola para aproximarnos cada vez más a la sociedad que anhelamos.

Yayo Vicente

Secretario General

PARTIDO ANIMALISTA

 

 

 

 

VOLVER AL ÍNDICE

 

PREGUNTA SIGUIENTE