+(506) 8747-7227 | +(506) 8747-PACR info@animalista.cr

 

 

Ministerio de Agricultura y Ganadería

Servicio Nacional de Salud Animal

Tribunal de Procedimiento Administrativo Sancionador 

 

EXPEDIENTE SENASA-TPASS-012-2012

R E S O L U C I Ó N SENASA-TPASS- 033-2012

 

Tribunal de Procedimiento Administrativo Sancionador del Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA).- Heredia, a las quince horas del veintiséis de setiembre de dos mil doce.

 

Conoce este Tribunal del procedimiento administrativo iniciado contra el establecimiento XXX, cuyo representante legal es el señor XXX; por tenencia inapropiada de animales puestos a la venta en mal estado de salud.

 

RESULTANDO

 

I. Que mediante oficio No. SENASA-DG-AJ-0260-2012, se traslada a
conocimiento de este Tribunal, por parte de la Asesoría Jurídica del SENASA,
denuncia presentada contra el establecimiento XXX, cuyo representante legal
es el señor XXX, cédula de identidad número xxxx, establecimiento situado en
xxxxxxx.
II. Que según los documentos que constan en el expediente levantado al efecto,
los hechos que dan origen a la denuncia son los siguientes:
 

a)

Que mediante correo electrónico se interpuso denuncia contra el
establecimiento XXX, por tenencia en condiciones inapropiadas de los
animales puestos en venta, que iban contra el bienestar animal.
 

b)

Que en fecha 23 de diciembre de 2011, los funcionarios del SENASA,
Lic. Antonio Van der Lucht y Dra. Iliana Céspedes, acudieron al lugar
denunciado, girándose como medida sanitaria la orden de retiro de los
animales, con excepción de los peces, en un plazo de 8 días naturales,
los cuales vencían el día 31 de diciembre de 2011, en virtud de no
contar con Regente Veterinario. Se señala asimismo lo que a
continuación se transcribe: “… Se hace la observación como resultado de la
visita realizada, las jaulas en las que se encuentran los animales no reúnen
condiciones de Bienestar Animal y por lo que de previo a la introducción
nuevamente de especies menores deberán ser cambiados y para lo cual el
regente veterinario que se nombre deberá tomar especial interés en dicha
materia. Adicionalmente en este mismo acto se ordena decomiso de un
cachorro, raza stafford, debido a sus malas condiciones de salud, vómito,
abdomen agudo, peso corporal bajo, mucosa pálida, entre otros. Es todo
… ”
  c) Que el cachorro decomisado, el cual describieron de color gris, de
aproximadamente tres meses, con cuadro infeccioso, con vómito, bajo
peso corporal y anemia, entre otros, fue remitido a la Veterinaria xxx
para su valoración y tratamiento.
  d) Que la Veterinaria xxx remite informe diario del tratamiento al que fue
sometido al cachorro, lo cual ocurrió del día 23 de diciembre al 28 de
diciembre de 2011. No obstante, dada la gravedad de los
padecimientos del animal, el mismo falleció el día 28 de diciembre de
2011.
III. Que ante los hechos denunciados y las posibles contravenciones en que se
incurrió; este Tribunal en ejercicio de las competencias establecidas en la Ley
General del Servicio Nacional de Salud Animal, número 8495, adicionada
mediante Ley de Control de Ganado Bovino, Prevención y Sanción de su
Robo, Hurto y Receptación, número 8799, ordenó mediante resolución No.
TPASS-027-2012 el inicio de un procedimiento ordinario administrativo contra
el supuesto responsable, con el fin de determinar la verdad real de lo
sucedido, en aplicación de lo dispuesto en los artículos 214 y siguientes de la
Ley General de la Administración Pública, número 6227.
IV. Que el día 12 de setiembre de 2012 se realizó la audiencia oral y privada con
la participación de todas las partes involucradas, la cual fue grabada y cuya
transcripción consta en el expediente. En dicha audiencia se recibieron los
testimonios de los testigos XXX, XXX, XXX e XXX. Además rindió su
declaración sobre los hechos el señor XXX, como representante del
establecimiento denunciado.
V. Que en los procedimientos se han respetado los requisitos de ley.

CONSIDERANDO

 

PRIMERO. Hechos probados. Se tienen por probados los siguientes hechos de
importancia para la resolución de este asunto.
  a) Que se interpuso denuncia contra el establecimiento XXX,
por tenencia en condiciones inapropiadas de los animales
puestos en venta, que iban contra el bienestar animal.
  b) Que el día 23 de diciembre de 2011, funcionarios del
SENASA acudieron al lugar denunciado, y siendo que el
establecimiento no contaba con Regente Veterinario, se
ordenó el retiro de los animales, con excepción de los peces,
en un plazo máximo de ocho días naturales.
  c) Que además los funcionarios del SENASA lograron
corroborar que las jaulas donde se encontraban los animales
no reunían las condiciones necesarias para asegurar el
bienestar animal, por lo que también se ordenó cambiar las
mismas.
  d) Por último, en esa visita, se decomisó un cachorro American
Stafford, ya que se encontraba en malas condiciones de
salud, con vómito, abdomen agudo, con peso corporal bajo,
mucosa pálida, entre otras cosas.
  e) Que el cachorro decomisado fue remitido a la Veterinaria
XXX para su valoración y tratamiento. No obstante, el día 28
de diciembre de 2011 falleció dada la gravedad de sus
padecimientos.
  f) Que de la audiencia oral y privada se pudo constatar que el
perro fue llevado al establecimiento por la señora XXX, a fin
de ponerlo en venta.
    Asimismo, de acuerdo al testimonio del señor XXX, el día que
le llevaron al animal decomisado, él como Gerente del
establecimiento lo recibió y lo vio flaco, pero no le vio ningún
otro síntoma, sin embargo al día siguiente empezó con un
cuadro de diarrea y vómito.
    Al momento en que se efectuó la visita, el establecimiento no
contaba con Regente Veterinario, ya que según lo indicaron
en la audiencia, el que tenían había renunciado el 15 de
diciembre de 2011 y se encontraban tramitando otra
regencia.
    Asimismo, la Dra. Ileana Céspedes, señaló que al cachorro
decomisado lo encontraron en una jaula oscura, sucia, con
vómito, diarrea, deshidratado, los ojos hundidos, y al
consultar quién lo estaba atendiendo, la respuesta fue que
nadie lo estaba haciendo porque no tenían Regente. Por
último la Dra. Céspedes aseguró que las causas de muerte
del animal fueron múltiples, pero que la principal fue la
deshidratación, que se debió a la falta de atención.

SEGUNDO.

Fundamento Legal. Con el actuar del denunciado se
transgredieron las normas que a continuación se transcriben:
    Ley General del Servicio Nacional de Salud Animal, N° 8495
del 06 de abril de 2006:
“Artículo 45.- Bienestar animal. Los propietarios o encargados de
un animal estarán en la obligación de proporcionarle bienestar
para conservarlo en buenas condiciones de salud, y deberán
respetar las normas legales, técnicas, éticas y profesionales
vigentes
”.
    “Artículo 78.- Infracciones. Infringen la presente Ley, los
siguientes:
… r) Quienes no procuren el bienestar animal, de acuerdo con las
normas legales, técnicas, éticas y profesionales vigentes
…”
    Ley de Bienestar de los Animales, N° 7451 del 17 de
noviembre de 1994.
    “Artículo 3.- Condiciones básicas.

Las condiciones básicas para el bienestar de los animales
son las siguientes:

a) Satisfacción del hambre y la sed.

b) Posibilidad de desenvolverse según sus patrones normales de
comportamiento
.

c) Muerte provocada sin dolor y, de ser posible, bajo supervisión
profesional
.

d) Ausencia de malestar físico y dolor.

e) Preservación y tratamiento de las enfermedades

    “Artículo 14.- Responsables. Los propietarios o poseedores de
animales serán los responsables de velar porque se beneficien con
la aplicación de las condiciones básicas dictadas en esta Ley
”.
TERCERO. Sobre el fondo.
    Una vez resueltos cuales son los hechos probados y el
derecho aplicable, es posible concluir que el establecimiento
XXX, cuyo representante legal es el señor XXX, incumplió las
normas sobre bienestar animal que se encuentran vigentes
en el país.
    En primer lugar por las condiciones en que se encontraban
las jaulas donde tenían los animales en venta y que fue el
motivo de la denuncia interpuesta en su contra, y en segundo
lugar y lo que se considera de mayor relevancia para la
resolución del presente caso, que no ejecutó las medidas y
obligaciones que como establecimiento le corresponden, de
proporcionar a los animales el tratamiento oportuno de sus
enfermedades.
    Tal como lo expuso en la audiencia la Dra. Céspedes, el
animal decomisado murió, precisamente por una falta de
atención, lo que derivó en una deshidratación severa.
    Este Tribunal considera que no es de recibo la alegación
planteada de que no tenían Regente Veterinario, o que el
propietario (el señor XXX) no se encontraba en el lugar esos
días, ya que esto no exime de haber sido diligentes y haberle
brindado una atención temprana y profesional al cachorro
decomisado que hubiera evitado su muerte.
    Si en dicho momento no contaban con Regente, lo mínimo a
esperar, es que el establecimiento acudiera ante otro
profesional en veterinaria para que examinara al perro y le
recetara los medicamentos correspondientes para su
tratamiento.
    Recuérdese que precisamente la venta de mascotas y de
productos veterinarios, es el giro comercial del
establecimiento, por lo que de su parte se espera una actitud
más activa y respetuosa del bienestar animal.
    Adicionalmente preocupa sobremanera a los miembros del
Tribunal, el hecho de que el perro decomisado, aún y cuando
su estado de salud deteriorado era evidente, se encontraba a
la venta, pudiendo eventualmente ocasionarse un prejuicio
hacia aquel cliente que lo hubiese adquirido.
    Es por todas estas razones que este Tribunal considera que
sí existió una falta al deber de cuidado por parte del señor
XXX en su condición de representante del establecimiento
XXX, cuya actuación se encasilla dentro de las infracciones
que son taxativamente enumeradas por el artículo 78 de la
Ley N° 8495, Ley General del Servicio Nacional de Salud
Animal. 

 

POR TANTO

 

Con base en las competencias y atribuciones dadas por los
artículos 80, 99, 100, 101, 102, 103 y 104 de la Ley General del
Servicio Nacional de Salud Animal, N° 8495, por los hechos
probados y fundamentos de derecho antes indicados, se condena
al establecimiento XXX, representado por XXX, al pago de una
multa equivalente a un salario base de un profesional licenciado
universitario o sea la suma de ¢ 514.422,75 (Quinientos catorce
mil cuatrocientos veintidós colones con setenta y cinco
céntimos
).
Para estos efectos, deberá en un plazo máximo de ocho días hábiles, realizar la
cancelación de la multa respectiva a través de depósito bancario en cualquiera de
las siguientes cuentas bancarias:
BANCO NO. CUENTA MONEDA NOMBRE CUENTA CLIENTE
Banco de Costa
Rica
001-262585-7 COLONES SERVICIO NACIONAL DE SALUD ANIMAL 15201001026258572
Banco Nacional 100-01-061-000890-1 COLONES SERVICIO NACIONAL DE SALUD ANIMAL 15106110010008909
Banco Popular y de
Desarrollo Comunal
161-010-089-1-019474-1 COLONES SERVICIO NACIONAL DE SALUD ANIMAL 16101008910194741
Banco Crédito
Agrícola de Cartago
105519621 COLONES SERVICIO NACIONAL DE SALUD ANIMAL 15302001055196219

 

Se le advierte a la parte que la presente resolución puede ser recurrida mediante la
interposición de los recursos ordinarios de revocatoria ante esta instancia y de
apelación ante la señora Ministra de Agricultura y Ganadería, en el plazo de los tres
días siguientes a la última notificación que se realice de este acto, según lo
dispuesto en los artículos 342 y siguientes de la Ley General de la Administración
Pública. Remítanse los autos a conocimiento del Ministerio Público. ES TODO.

 

NOTIFÍQUESE.-

 

Dr. Oscar Johanning Mora

PRESIDENTE

Licda. Alejandra Bolaños Retana Lic. Eduardo Dall´Anesse Ruíz
Tribunal de Procedimiento Administrativo Sancionador

SENASA

 

TOMADO DE: <http://www.senasa.go.cr/senasa/sitio/index.php/>