+(506) 8747-7227 | +(506) 8747-PACR info@animalista.cr

¿Has perdido a tu mascota?

logo

¿Has perdido a tu mascota?

Descargar

POR: Gregoria Caro

Los animales nos dan siempre un amor incondicional y por eso al poco tiempo de que lleguen a casa se convierten en un miembro más de la familia. Quien ha pasado por la pérdida de una mascota sabe el dolor que supone perder a tu peludo. No es fácil asumir que nuestro querido amigo ya no volverá como tampoco volverán los infinitos momentos de alegría y cariño que nos regalaba cada día. Muchas personas no entienden que haya quien sufre por la muerte de un animal pero quien lo haya vivido conoce el sabor amargo de esta pérdida y la mezcla de sentimientos que puede generarnos.

¿Qué sentimos cuando fallece nuestra mascota? Cada persona tendrá un duelo distinto pero ante esta situación se suelen experimentar cuatro sentimientos: la negación, la culpa, el enfado y la tristeza. En un primer momento es común la negación, no aceptar que tu mascota se ha ido y que los paseos, la hora de la comida, los cepillados o el amor que te daba ha desaparecido. Incluso pasado tiempo, muchos dueños consideran que tener un nuevo animal sería serle infiel a la mascota fallecida. ¡Seguro que te ha pasado!

Otro sentimiento que suele presentarse es la culpa y se debe a que muchas personas se sienten responsables de la situación. Es injustificado y esto sólo hace que la lucha se haga más complicada ya que no somos responsables de la, por ejemplo, enfermedad que ha padecido nuestro conejo. También injustificado es el enfado que podemos expresar con el veterinario que no ha podido salvarle o con nosotros mismos si vemos que nuestro animal ha enfermado a pesar de que hemos intentado por todos los medios darle siempre los mejores cuidados.

Y, por último, el sentimiento de la tristeza que tendremos que saber asumir para que no nos consuma. No obstante, el siguiente estadio siempre será la aceptación y con ella llegará el recuerdo de lo que fueron grandes momentos con nuestra mascota. Y lo más importante es que siempre estará en nuestros corazones. ¿Quieres dejar atrás el dolor? A continuación te vamos a dar 15 consejos para ayudarte a que lleves de una forma más sana esta situación que a veces se nos complica hasta sumirnos en una gran pena.

1

TU DOLOR ES LEGÍTIMO
La muerte o desaparición de una mascota es muy dolorosa. No te preocupes si te sientes muy triste porque has pasado años con ella y es lógico lo que sientes.

2

HÁBLALO
No evites hablar de tus
sentimientos ni los escondas. Desahogarse con alguien de confianza es un método perfecto
para superar pérdidas. ¡Si tienes que llorar, llora!

3

NO DEJES QUE TE AFECTE LO QUE DIGAN
Las personas que no han tenido mascota o nunca han pasado por una situación así no te entenderán. No te enfades con ellos y piensa que como tú hay mucha gente.

4

¿CÓMO CONTROLO LO QUE SIENTO?
Lo más importante es que no niegues el dolor y seas sincero contigo. Cuando aceptes que estás triste y que tienes que superar el duelo será más fácil.

5

DESPÍDETE DE TU MASCOTA SI LO NECESITAS
Algunas personas deciden incinerar a su mascota o enterrarla en su finca o en algún monte. En España no es legal pero existen cementerios de animales.

6

¿QUÉ HAGO SI HAY QUE SACRIFICARLO?
Si tu peludo está sufriendo, pídele consejo a un veterinario ya que él sabrá qué hay que hacer. Tú tienes la decisión final pero no alargues su sufrimiento sólo porque no quieras perderlo.

7

¿DEBO QUEDARME A VERLO?
Será duro ver cómo se apaga tu mascota, valora si estás preparado para estar presente en ese momento. No eres peor por no querer verlo.

8

¿HAY QUE DECÍRSELO A LOS NIÑOS?
Tú decides si quieres hablar con los niños del tema pero si lo haces sé sincero con que le ha pasado al animal.

9

¿CÓMO LO DIGO?
Las palabras utilizadas son muy importantes. Te recomendamos que no digas que “se ha ido” pues igual esperan que vuelva algún día. No escondas tus sentimientos con ellos y procura que ellos tampoco lo hagan. 

10

¿ES BUENA IDEA TENER OTRA MASCOTA DESPUÉS DE PERDER A UNA?
Las personas necesitamos superar el duelo antes de intentar crear vínculos nuevos con un animal. Te recomendamos que hasta que no lo tengáis superado no lo hagáis.

11

SÍ, LAS OTRAS MASCOTAS SE PONDRÁN TRISTES
Las demás mascotas de la casa verán que falta un compañero y también experimentarán dolor. Algunos animales pueden llegar a sufrir una depresión de lo que echan de menos a su amigo. ¡Tendrás que darles mucho amor!

12

CUIDADO AL INTRODUCIR UNA MASCOTA NUEVA
Puede que los animales de casa tarden en aceptar a la nueva mascota que entra pero ten paciencia para que todo se vaya estabilizando.

13

NO LAS COMPARES
Cada mascota es distinta así que nunca las compares y no utilices al recién llegado para sustituir al que ya no está.

14

UTILIZA LOS BUENOS RECUERDOS
No te recrees en que nunca más volverá, utiliza los recuerdos buenos que son muchos y aunque pase el tiempo siempre estarán contigo.

15

EL DOLOR SE IRÁ
El dolor se irá pero tu mascota siempre estará con vosotros en vuestro corazón.

¿Cómo afrontar el duelo tras la pérdida de tu mascota?

logo

¿Cómo afrontar el duelo tras la pérdida de tu mascota?

Descargar

POR: Alejandra Sánchez Mateos
9 de mayo del 2018

¿Cómo afrontar el duelo tras la pérdida de tu mascota? (OlenaKlymenok / Getty Images/iStockphoto)

Perder a tu mejor amigo peludo, ya sea can o felino, puede ser realmente duro. Según un estudio del departamento de ciencias animales de la Universidad de Hawai (Estados Unidos), el 30% de los dueños sienten dolor seis meses o más, mientras que para un 12% supone un suceso muy traumático en sus vidas. Para la investigación, entrevistaron a 106 dueños de animales domésticos en una clínica veterinaria, de los cuales el 52% había perdido una o más mascotas por causas naturales y el 37% se había visto obligado a sacrificarlas debido a una enfermedad. Begoña Elizalde, psicóloga coordinadora del grupo de trabajo en duelo y pérdidas del Colegio Oficial de Psicologia de Catalunya (COPC), considera que influye mucho la manera en que pierdas a tu mascota a la hora de llevar tu duelo.

“Sacrificarlos es dolorosísimo, debido a los sentimientos de culpa por tomar decisiones tremendas y a las imágenes angustiosas que debemos presenciar. Mientras que cuando es repentina, por ejemplo un atropello, no te puedes preparar y te quedas en estado de shock” , relata la experta. 

También apunta el trance por el que se pasa cuando el animal muere en casa. Por un lado, tiene efectos positivos para el perro o gato porque está en un entorno
conocido y familiar donde recibe cariño, y por el otro, te puedes despedir de él. Pero no siempre es fácil, por lo que aparece el dilema de si quieres enfrentarte a esta
situación o si prefieres que otro ‘resuelva el problema’ porque para ti es imposible a nivel emocional. 

Muchos de los que hayan tenido una mascota saben que puede ser similar a la pérdida de un familiar o un amigo cercano. “Su muerte implica un duelo profundo y doloroso, debido a la gran compañía que nos ofrecen, al estrecho vínculo que se establece entre ellos y nosotros y al amor que llegamos a profesarles” , sentencia Elizalde.
De hecho, la revista Perspectives in Psychiatric Care señaló que este vínculo puede afectar a la salud física y mental y reafirma que la reacción de duelo tras la muerte “en muchos sentidos es comparable a la que se experimenta con un miembro de la familia”. Aseguran que en la era contemporánea ha habido un aumento de familias o individuos que eligen no tener hijos, pero adoptan relaciones profundas con los animales que cuidan. 

Por esta razón, su muerte puede suponer uno de los momentos más difíciles en la vida de una persona, a pesar de que a nivel social no esté reconocido como el mismo impacto emocional y anímico que se vive con la de un ser humano. Elizalde señala que aún falta sensibilidad hacia estos temas, no obstante, sentencia que vivimos en una sociedad muy hedonista que huye del dolor y que tan solo proclama la filosofía carpe diem, algo que no es beneficioso dado que el sufrimiento forma parte de la vida.

Pero, ¿como afrontar el duelo? La experta asegura que son las mismas cuatro fases por las que se pasa cuando muere alguien cercano:

1- La de negación, donde aún no hemos podido afrontarlo, pero la psicóloga considera beneficioso deshacernos o guardar los juguetes y objetos de nuestra
mascota. También opina que se debe respetar si el dueño necesita ocuparse en otros temas colaterales para ocupar su mente durante un tiempo, así como autopermitírtelo tu a ti mismo.

2- La de la expresión de emociones: tristeza, melancolía, rabia… A no ser que hayas podido velarle de alguna manera, Elizalde recomienda llevar a cabo un ritual de despedida, rodearte de amigos y ser indulgente ante las lágrimas, además de no exigirte estar bien cuando aún no lo estás. Además, cree que si la situación lo requiere puede ser necesario pedirse unos días en el trabajo. 

3- La de reconstrucción, aquí es cuando te das cuenta de que con el vacío que ha dejado se han roto un montón de rutinas diarias de las que antes no eras consciente, como sacar a pasear a tu perro y jugar en el parque, el momento ‘mantita y Netflix’ con tu gato… Es hora de crear unas nuevas.

4- La de relacionarse con el recuerdo de nuestro querido peludo de otra manera, de forma más segura y serena, de manera que vayamos cuesta arriba hacia la recuperación y ya solo quede el tremendo cariño que sentíamos por ellos.

Como es lógico cada uno las vive de manera diferente y no todos tardamos el mismo tiempo en recuperarnos, incluso algunas personas apuestan por la adopción de otro compañero, ante lo cuál no deben sentirse mal puesto que deben darse cuenta que no se trata de ‘sustituirlo’.

TOMADO DE:
https://www.lavanguardia.com/vivo/20180509/443214192803/afrontar-duelo-perdida-mascota.html

Ha muerto

logo

Ha muerto

Descargar

REVISADO POR: Steven Dowshen, MD
Junio del 2018

Una mascota se puede convertir en un gran amigo. Incluso si tienes un mal día por tu falta de popularidad en el instituto o por tus problemas con los estudios, tu mascota siempre estará a tu lado y te querrá exactamente igual. Su amor es incondicional. Millones de familias de todo el mundo tienen mascotas, lo que significa que cada día alguien sufre el desconsuelo de perder a un animal querido. Sea por su avanzada edad, porque hayan contraído una enfermedad o debido a un accidente, los animales, como todo el mundo, mueren.

Los veterinarios pueden hacer grandes cosas por las mascotas. Pero hay veces en que ni las mejores técnicas médicas del mundo permiten salvar la vida de un animal. Y, si una mascota sufre mucho y no hay forma de que mejore, es posible que el veterinario deba dormirlo para facilitarle el paso a la muerte.
Esto se conoce como eutanasia. El veterinario administra una inyección al animal, que primero lo duerme y después hace que su corazón deje de latir. La eutanasia permite que un animal muera plácidamente, sin dolor y sin miedo. Pero decidir cuándo ayudar a una mascota a morir sigue siendo muy duro.

Las emociones que se despiertan cuando fallece una mascota pueden ser bastante complicadas y difíciles de sobrellevar. Lo más probable es que esperes sentir
tristeza, pero es posible que también experimentes otras emociones. Por ejemplo, te puedes enfadar cuando tus amigos parezcan no entender lo mucho que significa para ti haber perdido a tu mascota. O tal vez te sientas culpable por no haber pasado más tiempo con ella cuando estaba viva. Es completamente normal sentir un amplio abanico de emociones cuando muere una mascota. 

Si eres como la mayoría de la gente, es posible que alguien te diga, “¡Si solo era un animal!” Entonces, ¿es normal pasarlo mal por la muerte de una mascota? Absolutamente normal. De hecho, muchos adolescentes han crecido acompañados de sus mascotas y hace tiempo que ellas forman parte de su familia. Al igual que cuando fallece un familiar, cuando muere una mascota, la gente debe atravesar un periodo de duelo por esa pérdida. Alguna gente se siente preparada para convivir con una mascota nueva enseguida. Pero hay gente que necesita más tiempo.

A veces los distintos miembros de la familia necesitan periodos de tiempo diferentes para superar el duelo de la pérdida. Una persona se puede sentir preparada para tener una nueva mascota desde el principio, pero otra puede tardar más tiempo. Es importante que te tomes el tiempo que necesites para superar el duelo y que respetes este proceso en los demás miembros de tu familia. 

El duelo se puede manifestar de muchas formas distintas. Hay gente que llora mucho. Otras personas pueden tardar cierto tiempo en asimilar la muerte de su
mascota. Algunas dejan de interesarse temporalmente por las cosas con las que antes disfrutaban y desean estar más tiempo a solas. Y otras prefieren mantener la mente
ocupada para no “conectar” con la pérdida.

También es normal tratar de evitar aquellas situaciones que tú relacionas con tu mascota, como el parque por donde paseabas a tu perro o la pista por la que montabas a tu caballo. En mucha gente, la pérdida de una mascota es su primera experiencia con la muerte. Reconocer y elaborar nuestros propios sentimientos puede ser de gran ayuda. Hablar sobre la pérdida es una de las mejores formas de afrontar la muerte de un ser querido, y esto es lo que hace la mayoría de la gente cuando se reúne tras un funeral y comparte sus recuerdos sobre el fallecido. 

Reconocer y asumir el duelo y hablar con tus amigos y familiares sobre la muerte de tu mascota puede ayudarte a empezar a sentirte un poco mejor. Hay también otras formas de expresar tus sentimientos e ideas. Ponerlos por escrito en tu diario personal o hacer un álbum de recortes y recuerdos es algo que ayuda a mucha gente. También te puedes plantear la posibilidad de escribir un relato o un poema sobre tu mascota, hacerle un dibujo o componer una pieza musical en su  honor. También puedes organizar un funeral para tu mascota.

Hay gente que opta por hacer una donación a un refugio de animales en honor a su mascota o de participar en actividades de voluntariado en un refugio de animales. Todas estas ideas te pueden ayudar a seguir conectado a los buenos y felices momentos que viviste con tu mascota. Todo el mundo debe afrontar el duelo en algún momento de su vida. Y la mayoría de la gente lo acaba superando después de cierto tiempo. Pero si estás estresado o estás intentando sobrellevar otros problemas graves al mismo tiempo, es posible que el duelo por la muerte de tu mascota te supere. 

Si tu tristeza es muy intensa o crees que te preocupa algo más que su muerte, te puede ir muy bien hablar con un psicólogo o terapeuta profesional, que te ayudará a sobrellevar todo el proceso. Es normal que una muerte nos sugiera preguntas sobre nuestra propia vida pero, si te das cuenta de que piensan demasiado en la muerte, es mejor que lo hables con alguien, preferentemente con un buen profesional. Nunca olvidarás a tu querida mascota. Pero, con el paso del tiempo, el dolor y la pena se aliviarán. Y, cuando llegue el momento, es posible que te sientas preparado para abrir tu hogar a una nueva mascota necesitada de una familia que la quiera.

TOMADO DE:
https://kidshealth.org/es/teens/pet-death-esp.html

Duelo

logo

Duelo

Descargar

[1]

 

Cualquiera que haya tenido un perro sabe que es mucho más que una mascota, es parte de la familia. Y esa es precisamente la razón por la que es tan difícil afrontar su muerte. Ya sea que hayan vivido una vida larga y saludable o que nos hayan dejado demasiado pronto, el dolor de la pérdida de un perro es algo que es casi insoportable.

Pero hay personas por ahí que no lo entienden y nos dicen que “lo superemos” porque “es solo un perro” . Es verdad que no hay mucho que decir para que esa pérdida sea menos dolorosa, pero al menos ahora sabemos que hay investigaciones que respaldan el hecho de que el proceso de duelo por un perro es real. 

Y no solo eso, sino que en realidad se ha encontrado que puede ser más difícil superar la muerte de una mascota que superar la pérdida de otro humano. Claro que todo depende de la cercanía. La cuestión es que nos vinculamos con nuestras mascotas de la misma manera que nos vinculamos con otras personas. 

Las mismas hormonas y sustancias químicas se liberan en nuestros cerebros que nos hacen sentir amados y conectados, y después de pasar años juntos, no son diferentes al resto de la familia. Pero, ¿por qué haría eso más difícil de superar? No hay una manera “aceptable” de llorar la pérdida de una mascota. Si uno de los miembros de su familia humana fallece, hay innumerables recursos a los que puede recurrir para controlar el dolor. Estamos rodeados de amor y apoyo de amigos y familiares que intentan ayudar para hacernos sentir mejor.

Sin embargo, cuando una mascota muere, se espera que continuemos con nuestras vidas como si nada hubiera pasado.Tenemos que volver al trabajo,
mantenernos al día con nuestros compromisos sociales y continuar con el resto sin ningún tipo de comprensión por parte de la mayoría de las personas.

Sin recursos adicionales para ayudar a lidiar con el dolor, nos reprimimos todas estas emociones y las dejamos sin resolver. De acuerdo con la psicóloga Julie Axelrod, parte del duelo tiene que ver con la pérdida de un amor incondicional, la alteración de una rutina y de un compañero.

“Esta pérdida conduce a una gran interrupción en la
rutina diaria de alguien, a veces más que la pérdida de
seres queridos humanos reales. Tienes que programar
tu día alrededor de tu perro y, de repente, perder todo
ese orden puede hacer que una persona se sienta
completamente perdida” , detalló la especialista a
Shared.

La culpa también suele ser un factor que lo empeora todo. A menudo nos vemos obligados a tomar una decisión difícil para terminar con el sufrimiento de los perritos. Si bien es la opción humana, no hace que sea más fácil decir adiós.

La recomendación es que, si estás viviendo el duelo de una mascota, debes saber que es razonable tu tristeza y, si lo consideras necesario, acudir a terapia te vendrá bien.

Los demás debemos ser más comprensivos y darle la importancia que se merece la tristeza de alguien que acaba de perder a su perrito.